Cuestión Vinculante nº V1545-05 de Dirección General de Tributos, Subdirección General de IRPF, 22 de Julio de 2005

Fecha de Resolución:22 de Julio de 2005
Emisor:Subdirección General de IRPF
Normativa aplicada:RIRPF RD 1775/2004, Art. 73-3; TRLIRPF RDLeg 3/2004, Art. 7
RESUMEN

La consultante ha sufrido graves secuelas, físicas y psíquicas, como consecuencia de un incendio causado por un tercero, por lo que demandó judicialmente al responsable del incendio y a su compañía de seguros, estando pendiente de que el Juez dicte sentencia en la que se fije la cuantía exacta de la indemnización por los daños personales sufridos, derivada de la responsabilidad civil del causante ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

El texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2004, de 5 de marzo (BOE de 10 de marzo), regula en su artículo 7 las rentas exentas.

Concretamente en su apartado d) señala que estarán exentas:

"Las indemnizaciones como consecuencia de responsabilidad civil por daños personales, en la cuantía legal o judicialmente reconocida.

Igualmente estarán exentas las indemnizaciones por idéntico tipo de daños derivadas de contratos de seguro de accidentes, salvo aquellos cuyas primas hubieran podido reducir la base imponible o ser consideradas gasto deducible por aplicación de la regla 1ª del artículo 28, de la presente Ley, hasta la cuantía que resulte de aplicar, para el daño sufrido, el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, incorporado como anexo en la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, en su redacción dada por la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados".

De aquí se desprende que la Ley del Impuesto declara exentas las indemnizaciones que se perciban por daños personales en dos casos: las que sean consecuencia de responsabilidad civil y las que deriven de contratos de seguros de accidentes.

En el primer caso, cuando la indemnización percibida sea como consecuencia de responsabilidad civil por daños personales, la exención alcanzará hasta la cuantía legal o judicialmente reconocida. Por tanto la indemnización estará exenta en las siguientes cuantías:

- Si se cuantifica por un Juez o Tribunal o si se establece mediante intervención judicial, estará exenta cualquiera que sea su cuantía.

- Si se fija por acuerdo extrajudicial sólo esta exenta en la cuantía legalmente reconocida, y no exenta por el exceso. En este caso, si no existe norma legal que fije la cuantía la indemnización tributará en su totalidad, al no gozar ni siquiera parcialmente de exención.

El segundo caso hace referencia a las indemnizaciones que deriven de contratos de seguro de accidentes. Ahora bien, no se trata de percepciones derivadas de contratos de seguros de responsabilidad civil por daños causados a terceros, sino de seguros concertados por el propio accidentado para cubrir los daños sufridos por él mismo. Estarán exentas las indemnizaciones por daños personales derivados de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA