Cuestión Vinculante nº V0478-04 de Direccion General de Tributos, 23 de Diciembre de 2004

Fecha de Resolución:23 de Diciembre de 2004
Normativa aplicada:TRLIS RDLeg 4/2004 art. 10
RESUMEN

La entidad consultante está participada por cuatro únicos socios que, a su vez, son administradores de la misma, siendo el cargo de administrador de carácter gratuito. Los cuatro socios están obligados estatutariamente a la dedicación exclusiva a la entidad, prestando diariamente su trabajo personal.

 
EXTRACTO GRATUITO

El artículo 10.3 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (en adelante TRLIS), aprobado por Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, establece que:

3. En el método de estimación directa, la base imponible se calculará corrigiendo, mediante la aplicación de los preceptos establecidos en esta ley, el resultado contable determinado de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las demás leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo de las citadas normas.

Las cantidades pagadas a la persona que ocupa el cargo de administrador como remuneración del trabajo que realice en la entidad, distinto al propio de su cargo, serán deducibles en la determinación de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades en la medida en la que cumplan los mismos requisitos exigidos para la deducibilidad de cualquier trabajo o servicio prestado por terceros, es decir:

- Contabilización en el ejercicio en que se devenguen y justificación del gasto.

- Acreditación de la obligatoriedad que el pago realizado tiene para la empresa por la existencia de un vínculo laboral entre ella y el administrador que realice tales trabajos.

Las percepciones que reciban dichos socios por el trabajo prestado a la entidad que no esté relacionado con su cargo de administrador, no precisarán a efectos de su deducibilidad fiscal, de acuerdo de la Junta General para determinar su cuantía y modificación.

Deberá poder probarse en este caso el presupuesto de hecho de partida, esto es, que los trabajos o servicios que se retribuyen no son los que el administrador está obligado a prestar por razón de su cargo, por cuanto si se tratase de éstos su deducibilidad fiscal está condicionada al acomodo de dicha retribución a lo dispuesto en la normativa mercantil aplicable que, en el caso de la entidad consultante será el Art.66 de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada, donde se establece que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA